Sci-Arc
Inside SCI-Arc

MENSAJE DEL DIRECTOR

Eric Owen Moss
Director del SCI-Arc

En 1972, SCI-Arc abrió sus puertas, en un edificio industrial de Santa Mónica, a un pequeño grupo de profesores y estudiantes independientes, la mayoría de los cuales había rechazado los modelos institucionales prevalecientes de aquel tiempo, en favor de un sistema educacional más libre, como una crítica de la disciplina y sus paradigmas. Buscando agresivamente y pacientemente a la vez, la promesa de una pedagogía eternamente radical y renovable.

La paciencia y la búsqueda agresiva están intactas hoy.

La aspiración para determinar la nueva pedagogía no era una aspiración a formular una doctrina. Era inocente, ingenua, tal vez, menos consciente de sí misma en un primer momento, un instinto común en que la imaginación futura de la arquitectura no es un destino sino un modo de pensar las perspectivas de la crítica. Independientemente de pruebas que, en retrospectiva, representaban una cronología de los paradigmas provisionales; que de por sí ya eran frágiles, aunque por entonces establecidos, con la voluntad de ser finalmente reemplazados.

La búsqueda de la frágil concepción de renovación del proceso; sigue hoy intacta.

SCI-Arc es el instituto del paradigma provisional. Y cuando el paradigma provisional amenaza con convertirse en una alianza permanente; y lo hace inevitablemente; comenzamos de nuevo.

En ese edificio industrial en 1972 las jerarquías convencionales de educación de los administradores y profesores establecidos y lo emergentes, desapareció en favor de un modelo de gestión más fluida que el mandato de una conexión esencial de los contenidos pedagógicos con la dirección administrativa de la escuela. Arquitectos que imaginan de nuevo el discurso de diseño también re-imaginan el discurso administrativo, a diferencia del modelo convencional institucional en el cual esas funciones suelen ser segregadas.

Hoy en día los administradores siguen enseñando, los maestros siguen gestionando.

SCI-Arc siempre ha tenido poco o ningún interés en las rivalidades académicas que tan a menudo fraccionalizan el discurso. Nunca es "nosotros" frente a "ellos", sino simplemente un seguimiento permanente del modelo de cambio de discurso, dondequiera que se encuentre. Los que se unieron a este debate, los que pertenecían a Los Angeles o a otros lugares, llegaron a SCI-Arc regularmente para discutir las perspectivas de futuro de la arquitectura. Así SCI-Arc, casi inmediatamente, comenzó a formar un grupo de colegas y amigos, no unidos por lealtades en particular, sino simplemente por un interés compartido en la exploración del futuro de la arquitectura.

SCI-Arc comenzó como una carrera en la que la línea de llegada está siempre en movimiento. SCI-Arc está en un permanente estado de evolución y la línea de llegada sigue aun hoy en movimiento.

Hoy SCI-Arc reside en un antiguo edificio ferroviario de distribución, al este del centro de Los Ángeles. Nuevos tiempos, las nuevas instalaciones, nuevos profesores, nuevas herramientas, nuevos amigos. Todo ha cambiado, y nada ha cambiado.

SCI-Arc siempre va a creer que SCI-Arc; es decir la coalición de individuos, profesores, estudiantes y colegas; seguirá re-escribiendo la historia, y que la historia seguirá conviertiendose en la historia que escribimos.